viernes, 31 de octubre de 2008

El Charco Verde


Cuando yo era niño y escuchaba el nombre de Charco Verde, inmediatamente lo relacionaba con un lugar donde encerraban a los que se portaban mal, y efectivamente era una cárcel preventiva, por alguna razón la conocí y era una construcción que ocupaba casi media manzana y hacía esquina en el crucero de la calle de Reforma y la de Hidalgo, ahí se encontraban los oficinas de la policía de tránsito que así se llamaba y dependía del gobierno del estado, la policía judicial (ahora ministerial) que tenía algunas celdas asquerosas y por el lado de la calle Hidalgo estaba la policía preventiva municipal que tenía celdas mas amplias que la judicial.
Ahí se suscitaron hechos que ya platicaré en otra ocasión, por lo pronto me ajustaré a contarles el por que de tan singular nombre que por lo mismo se comenzó a utilizar con fines comerciales como las famosísimas “Tortas del Charco Verde” que se elaboraban y vendían junto a la tienda o almacenes “La Ciudad de México” en la esquina de las calles Obregón e Hidalgo, a finales de la década de los sesentas del siglo XX.
Pues resulta que la calle de Reforma antes de ser calle era la famosa “Coriente”, un canal fabricado pluvial, fabricado desde mediados del siglo XVII por don Bernardo Iñiguez del Bayo, para recoger las aguas de lluvia y evitar que la ciudad se inundara, y resulta que desde siempre, en ese lugar que ahora hace cruce con la calle Hidalgo, se formaba un charco al lado norte de la Corriente y el fondo se enlamaba a tal grado que hacía parecer que el agua fuera verde y desde entonces hasta la fecha ese lugar se sigue conociendo con el nombre de “Charco Verde”

No hay comentarios: