martes, 21 de abril de 2009

José Refugio Velasco

Honor a quien honor merece
La historia oficial la escriben los vencedores y en ella se consignan las virtudes de estos, como quien dice son los buenos de la novela, y los malos serán (oficialmente) los perdedores aún cuando haya existido en ellos principios y valores dignos de ser conocidos, eso es cuando se habla de ellos pero la mayoría de las veces son condenados al olvido y esa es una de las injusticias con que la justicia humana siembra la historia.
El Ejército Mexicano, siempre ha contado en sus filas hombres íntegros, leales, probos, de ideales y principios firmes, aún en los tiempos donde la polarización de la nación los haya colocado en una u otra parte.
El General José Refugio Velasco en su juventud sirvió bajo las órdenes de Mariano Escobedo contra la intervención francesa, siendo herido en la toma de Querétaro, herida que marcó su vida con una notoria cojera, hizo carrera en activo, dedicando toda su vida al Ejército Mexicano. Durante la presidencia de Francisco I. Madero Velasco ocupó primeramente la Comandancia Militar de la Capital de la República y posteriormente el mismo puesto en Veracruz. Este cambio casi coincide con la rebelión de los generales Bernardo Reyes, Félix Díaz y Manuel Mondragón iniciada el 9 de Febrero de 1913 y que culminó el 18 del mismo mes con la renuncia del Presidente Madero y el Vicepresidente Pino Suárez., tomando el poder Victoriano Huerta que mantenía detenidos a Madero y Pino Suárez en una bodega de Palacio Nacional, con la primera intención de exiliarlos del país, para lo cual envía un telegrama al General Velasco informándole primero de la renuncia referida y en consecuencia, de su llegada al puerto donde debían ser embarcados a la brevedad, y le indicaba a la también que había asumido el poder. Velasco como buen militar consciente de su lealtad al gobierno legalmente constituido, contesta el telegrama haciéndole ver a Huerta que mientras el Senado de la República no le hiciera saber otra cosa, para él el presidente seguiría siendo el Sr. Madero y por lo tanto lo recibiría como tal poniéndose a sus ordenes.
Tal vez Huerta vio un peligro inminente a sus planes y decidió matar al Presidente y Vicepresidente el 22 de Febrero de 1913, en vez de embarcarlos en un tren preparado ex profeso donde ya se encontraban las familias de ambos.
Finalmente el Senado confirma que Huerta es Presidente y a Velasco no le queda más que seguir bajo las órdenes del Gobierno Federal.
Huerta lo manda a combatir al norte, donde libra una de las batallas mas largas de la historia de la Revolución, la de Torreón, que duró diez días, defendiendo la plaza con cinco mil hombres contra veinticinco mil villistas, y finalmente tuvo que tocar retirada cuando el parque se había agotado.
De esa batalla salió Velasco, herido de una mano. Posteriormente, el 16 de Mayo de 1914 toma posesión como Gobernador Interino de San Luis Potosí, por orden de Victoriano Huerta, quien lo llama a la Ciudad de México el 2 de Junio del mismo año, para entregarle el mando del Ejército Federal, Huerta renuncia en breve dejando a Carbajal en el poder, quien renuncia mas adelante dejando a Velasco como Ministro de Guerra, siendo por ello El Último General del Ejército Federal.
Este personaje, omitido deliberadamente de la historia fue protagonista de momentos importantes de la vida nacional y hoy su nieto el Licenciado José Antonio Velasco Lomelí, haciendo justicia a la memoria de su abuelo, se ha dado a la tarea de recoger lo poco que del General Velasco se ha hablado y escrito, consignándolo en el libro “Velasco, El Último General del Ejército Federal”.
En este libro podrá usted conocer los detalles de lo que le he platicado y que la historia oficial ha olvidado.

2 comentarios:

Jorge Rubén Bárcenas Ríos dijo...

Como siempre Adrian muy buenas historias de nuestro San Luis que desconocemos muchos.

Los mejores saludos y por favor continua con tu pagina.


Jorge Rubén Bárcenas Ríos
Monterrey, N.L.

A. Díaz M. dijo...

Adrián, muy buen reportaje del último General Federal. ¿Sabes donde puedo encontrar ese libro?