sábado, 15 de noviembre de 2008

Juan del Jarro Agorero


Algo de lo que mucho influyó para que Juan del Jarro se convirtiera en Leyenda fue ese extraño don de predecir cosas, algunos lo tomaban a broma… hasta que no les sucedía, otros lo tomaron muy en serio y con respeto.
De lo que se cuenta al respecto son más los vaticinios negativos que las predicciones positivas y de las primeras están plagadas cuantas versiones se encuentran rodando por ahí, (algunas de ellas puede Ud. Leerlas en Leyendas de San Luis Potosí, de mi autoría) sin embargo hay algunas que cambiaron el curso de la historia. En una ocasión llegó Juan, a media noche, golpeando fuertemente con insistencia la puerta del Lic. Luis B. Barragán a quien conocía desde niño y salió uno de los sirvientes a quien le Urgió llamara al lic. —Dile a Luis que venga inmediatamente que necesito hablar con él— el sirviente fue a despertar al lic. Pero este lo regresó a la puerta para que por su conducto Juan le pasara el recado.
—No— le dijo imperativamente al sirviente —Dile que venga él, que es cosa de vida o muerte, o que entro yo y lo saco personalmente— Al escuchar esto Barragán, y conociendo a Juan que nunca gastaba una broma, se levantó y fue a su encuentro, cuando llegó al zaguán se escuchó un estruendo tras él, proveniente de su recámara, sin atinar en ir a ver lo que había pasado o atender a Juan, miró a este desconcertado y Juan le dijo con una sonrisa relajada —Ahora sí, Luisito puedes regresar a descansar, que pases buenas noches— y diciendo esto dio media vuelta y se retiró. Luis B. Barragán regresó a su cuarto para encontrar que parte del techo se había derrumbado y una gruesa y pesada viga había caído sobre la almohada donde segundos antes había tenido su cabeza, a este mismo personaje le pronosticó sería gobernador y hasta el tiempo límite que viviría.
Juan del Jarro lo mismo platicaba atentamente, con la gente sencilla y humilde que con gobernadores y con el Obispo Barajas que fue el primero de San Luis y el único que conoció Juan del Jarro.
Aquí quiero desmitificar otro argumento que le han agregado a su leyenda, dicen que nunca se bañaba, nada mas falso, tal vez no se bañaba todos los días, pues no se usaba hacerlo en ese tiempo pero muy seguramente cuidaba su higiene en la medianía de sus recursos, de otra forma como se explica que fuera recibido en los de3spachos de las personas importantes de aquel San Luis? ¡y tan melindrosos que hemos sido los potosinos, casi desde siempre!

6 comentarios:

Uriel dijo...

pues quisiera saber por quie pusieron la estatua de juan del jarro, el señor de las palomas, el aguador y una estatua del dia del padre que se encuewntra en la plaza del carmen


eso eso todo...

Adrián René Contreras dijo...

Estimado Uriel, esas estatuas son meramente ornamentales, con la idea de embellecer nuestra ciudad, como se usa en ciudades europeas, y a la vez dejar un testimonio de nuestra cultura y tradición, Juan del Jarro no sólo es una leyenda sino una persona que se dedicó a proteger a los pobres, El Sr. de Las Palomas formó en vida parte del paisaje urbano, era un tierno espectáculo verlo alimentar a las palomas dos veces al día.
El Aguador representa a los trabajadores de este ramo que durante un siglo abastecieron de agua nuestros hogares.
La resandera o penitente reporesenta la tradición de los días cercanos al 12 de Diciembre, "día de la Virgen de Gpe. y la del Padre en la Plaza del carmen pues simplemente para dar su lugar a los padres de familia, dado que ya existe un monumento a la Madre y está en Tequis.
GHracias por entrar a este blog, ojalá regreses pronto.

Enrique Azios dijo...

Nuestro apellido es Azios, asi como la de Juan del Jarro. Hemos hecho varios viajes a San Luis y a Matehuala, donde dicen que nacio Juan para ver si lo podemos conectar con nuestra famila. El apellido Azios no es muy comun y probablemente somos parientes.

Enrique Azios, quetzal3@msn.com, Houston, Texas

Anónimo dijo...

Excelente blog Adrián.! Tus aportaciones son muy buenas.. soy amante y valoro mucho el estado de San Luis Potosí.

Solo quiero mencionar que en las oficinas de la S.E.G.E se encuentra el monumento a la familia..

Saludos.!!

barnavilovic dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
barnavilovic dijo...

Sr. Enrique Azios

Muy buenas tardes. Mi nombre es bernardo Jiménez Casillas, pianista de Aguascalientes.

Lo contacto para ver si usted tiene información sobre un maestro de música llamado José H. Azios, que debió de haber nacido a mediados o finales del siglo XIX y muerto a principios del XX. Lo que pasa es que estoy haciendo mi maestría en la Facultad de Música de la UNAM sobre el compositor jalisciense Arnulfo Miramontes (1881-1960), quien, en un documento menciona que tuvo como primer maestro a esta persona.

He intentado encontrar referencias sobre este maestro en periódicos, libros, etc de Aguascalientes y Guadalajara, pero no he hallado absolutamente nada. De hecho, la única referencia que tengo de ese apellido es la invitación al sepelio de Josefa, la hermana del compositor Arnulfo, en ella se lee: Josefa Miramontes, viuda de Azios. Al ser este un apellido poco común, es probable que sea el maestro de música que busco, pero es solamente una suposición mía.

Bueno, pues ojalá y que pueda saber algo al respecto.

Gracias.